Lilith

Todavía desconozco el por qué, pero decidieron llamarme Lilith. Las arcas del olvido estaban repletas desde los albores del tiempo, así que mi nombre no nació para ser recordado por los hombres. Lo primero que recuerdo fue un atardecer de verano en una pequeña playa de arena centelleante, casi blanca, bajo un sol tan hiriente…

Las aves en cautiverio

Tito, Emperador del Imperio Romano, segundo de la Dinastía Flavia, quería imponer orden en los primeros años conocidos como después de Cristo (d. C.) y en la primera revuelta judía, instauró implacable la crucifixión. Castigo cuyo fin era intentar persuadir a través del escarnio público. Cada viernes, daba instrucciones sumariales sobre quienes serían crucificados al…

El sueño eterno de Endimión

Ya los caballos de mi hermano Apolo conducen su refulgente carro hacia las tranquilas aguas jónicas. Quizá ni él mismo conoce los colores que ha desplegado sobre el cielo del ocaso. Siempre, en el refugio de mis bosques, fui dueña de mis noches colmadas de solaz, de cacerías y rituales. Mas, ahora, al observar este…

El Caso Paris

Un juicio hasta la fecha descatalogado. Del monte Ida pastoreando a los tribunales griegos. De hijo de reyes a pastor, pasando por juez y terminando como guerrero. La radiante luz de Apolo perlaba el rostro del joven de barba corta y cabellera enmarañada, rozándole la nuca húmeda. Tomó asiento a la espera de su llamada…

Egipto

Cleopatra se había quedado sola. Primero murió César. En aquella época lamentó mucho su pérdida. Ayer le dijeron que Marco Antonio, sintiendo la derrota, se había suicidado. Le extrañaría intensamente. Ahora era su turno. Se miró largamente en el espejo. Quería recordarse con precisión en la otra vida. Después se clavó una larga aguja. La…

Un rey fachoso

Iba el rey con su caballo a matar a su adversario. A quien mataba a diario de hambre, era a sus vasallos. Con zafiedad, sin desmayo, con impuestos y aranceles, para pagar sus corceles y sus ropajes más bellos. Abrumaba a todos ellos y también a sus mujeres. No era en la lucha el primero….

Declaración del caballero de los bosques

He visto las cosas mientras dentro de las fortalezas duermes entre finas telas, al cobijo del imperio, cuidada y descuidada. He sido el favorito de los gigantes, quien despreció el cetro de la rapiña. Sólo yo. Solo yo. Porque fui yo quien en el bosque convivió con los seres de la luz y hundió su…

Perdonadnos

Oh mis dioses, os pido perdón por estos perros sucios impíos. Les daré sangre de mi sangre, cortadme y llevadme a los hermosos parajes que os pertenecen. Dulce es la savia de sus cuerpos mis señores, me entrego a ustedes con mis humildes harapos roñosos. me sumerjo y me rindo ante sus semblantes, imponencias. Heme…

Entrevista con el dragón

―Y usté me lo dice a mí, señorita periodista ―dijo el dragón, resignado―. Hace seiscientos treinta y dos años que cuido princesas. Pero nunca me tocó una como ésta. Uno se preparó para trabajar acá. No le voy a decir que, de joven, fuese mi vocación. Me hubiera gustado asolar Northumbria o las costas de…

Todas las mañanas de verano

Cuántos caminos polvorientos recorridos. Cuántas playas holladas con los pies desnudos. Cuántas risas, sonrisas: las mías, las de mis seres amados, las del hijo que contemplo esta mañana. Cuántas lágrimas, sollozos. Cuánta alegría; cuánto dolor. Cuántas briznas de trigo segadas a nuestros pies. Cuántos arroyos de los que fluye el agua clara, donde refrescar el…

Bestiario marino

Eran las dos de la madrugada. El mar se mecía tranquilo, acompañado en el cielo por nubes que disfrazaban la luna. Marcos, biólogo marino de la región de Magallanes, arrastró por la arena un bote pesquero hasta la orilla. Su hijo, Pedro, de doce años, le observaba a cierta distancia con curiosidad. —Sube —le pidió…

La balada de Duir y su amor galante

Mi amado me habla siempre con palabras suaves. Acostumbra describirme, dulcemente, alabando mi tersura al contacto de sus manos, mi perfil marcado, mi aroma «a majestuosidad de la madera del roble» como suele decir, y razón por la cual me llama Duir; que es la palabra con que los viejos druidas nombraban al Árbol.  Él…

Neoepigramas

Poemas ganadores del X Concurso Nacional de Poesía “Rubén Bonifaz Nuño”. 2019, México.

La biblioteca

El quejido de las sillas arañando el suelo, los golpes de libros y carpetas sobre los tableros, las voces de los alumnos que se dirigían a la puerta de salida del aula me despertaron. La clase de Literatura Medieval había terminado. Mientras el aula se iba vaciando, yo también comencé a ordenar los folios sin…

El caso Clitemnestra

José Rodríguez sumaba los suficientes casos ganados, muchos de antemano imposibles, para afirmarlo entre los principales abogados criminalistas del país. Pasaba horas tras la mesa de su despacho, y allí respondió a la pregunta que acababa de formularle la hija de su clienta:   —Sí, señorita, en mi cara se expresa que el caso se…

Amado psicopompo, un poema de Maximiliano Nicolás Sacristán.

Amado psicopompo   Engranaje de Tánatos, subalterno del Hades aunque no me escuches déjame decirte: me enorgullece ser tu pasajero. Cada palada tuya me adormece otro poco, digno guía: el agua negra es tu alimento. Le hablo a tu nuca argentada: eres justo hasta el dolor hasta el hedor. Indolente nos abandonas en las puertas…

Los últimos minutos de Bérenger de Lacroisille – Daniel Frini

Fray Bérenguer de Lacroisille ha sido torturado. Hoy es sábado, el día once antes de las calendas de noviembre del año de Gracia del Señor de 1307. Hasta hace diez días, Bérenger era Turcoplier de los Pauperes Commilitones Christi Templique Solomonici, la Orden de los Caballeros Templarios; sin embargo, ahora no es más que un…

Acacio, bibliotecario, inventor de la nada (El décimo signo).

El silencio domina la tarde calurosa en el monasterio eutiquiano de Deir Mar Takla, a orillas del Éufrates, en un día del año que siglos más tarde será conocido como setecientos cuarenta después del natalicio de Jesús el Cristo. Acacio es un hombre inteligente y lector ávido de los textos griegos y árabes que enriquecen…