Poesía mexicana: Lluvia de maíz por Masiel Corona Santos

El cascabeleo de semillasabre el vientrecírculos rojosfecundan la tierrase esparcenlentamentehierven en la lengua.El pulso se hundevibrantecomo gota de soldesgrana la piel.Orlas danzantessilabean tu nombrede boca a oídotraspasanel puente al corazón.Veinte granos de maíz para tique adivinas el cauce de los rumbosy encuentras el aliento en las palabras.Estamos donde el fuego comienzadonde se ofrendannuestros cantosmazorcas vivasal…

Poesía española: Como un lirio en invierno por Pablo Guisado QUintela

Como un lirio en inviernovisto el frío de púrpuracon un pequeño asombro de vidacreciendo al desamparo de los díasesperando marchitarme en primavera. Como un lirio en inviernorompo la esperanza de un mañanaporque solo vivo en esta tierradetenida en el tiempopara dar bellezaa un mundo congelado. Como un lirio en inviernome recojo en mí, solitario,renaciendo a…

Poesía Argentina: Bienvenida por Carlos Belziti

El árbol cae,alumbrado por el sol,y a la vista de la luna. La tierra lo abraza,lo abriga con su manto verdey le da la bienvenida. En su tronco derrumbado,nace un nido hecho de barro.Entre plumas y semillas,el árbol se transforma,canta con voz suave,dice pocas cosas,tal vez siempre la misma,y una mañana,sin buscar ser alguien,aprende a…

Poesía italiana: Baobab por Alberto Arecchi

Jeli es el nombre del poetaque celebra glorias y tragediasen África del oeste;cuando concluye su vida terrena,sigue viviendo en el árbol sagrado. De pie, cerrado el hueco del tronco,en un abrazo eterno de madeira. Cada año, el gran árbol se reanima,por una noche, bajo la luna,todo cubriéndose con flores blancas,poblado por aves, animalesy espíritus de…

poesía mexicana en lengua náhuatl POR Xóchitl Cuauhtémoc Xicoténcatl

TLAMANALLI Mah tonameyotia in ocotl, mah quicahua ahuiyalistli in copalli,Ihuihpa aquihquen ce tonalli yehhuan oquicahqueh huetzquiliz amo cualliihcuac ocamatque yectlahtolli,ce huitztlacotl oquichiuh yolcocoatoyatl,tecpal yolpatzmictlahtolli,Ilnamiquiliz itechtzomonnecahualiztli. Mah quipohpohua cocoliz in atl, mah quiyecana ipan ohtli in xochitlIhuihpa aquihquen oyolcocohqueh tlacuitzohualiz,Ahuachtli itech tlahtomauhtiliz,Yecohualiz itech xiuhamoneneuhcayotl,Tlaltitocaitl ipan yolik yolcuicaliz. Axcan no ilnamiquiliz, nictlamanazMah quicahua ahuiyalistli in xocome,Niquiilnamiqui in…

Poesía mexicana: crónicas del génesis por Xochipilli Hernández

Preludio Estas son las palabras más sencillas.Si me dices que, como una flor,podríamos mirar las espinassobre nuestros hombros,No tendré más reparo.Cederé mis pasos para ahuyentarla miel vacilante de la vida misma.Serán mis manos, raíces.Las tuyas, hojas camino al cielo. I Antes que nuestros ojos fueron los días taciturnos.De mareas sin luna. De ocasos al cantomatutino.Recuerdo…

Poesía en lengua bribri: Lenguaje arborescente por Josué Rodríguez

Ujtö wês kál sér és Shkenúk buaé wáwöñar ena tsër buae bribri er éswö ulitane, klö irir i ápa mixwö, wiwö wak yokulŕ, we tsrikirke e’kalko ulitané yókúle se’ aiwi ulitané meát sibö tö se’ a senùkWës ikuö duká és mika se’ kewé se’ tsene bua’ée tà e’ yöné k’ blomblówës tsiru’ és bitá koyók…

Dos poemas de Marianella Sáenz Mora

23  (Del poemario Transgredir(se)) Tres sillas y un crucifijo, cenar en medio de un silencio terrorista sin palabras extrañas  que dancen inocentes al contemplar el retrato de infancia de una ingrata en manos de Wislawa. Mientras el país de las carabelas se fragmenta creo también que ser feliz está en la cabeza, entonces recurro a contemplar…

Los ojos de Sísifo, un poema de Raúl Guerrero Payo

La misma montaña, la misma roca, los mismos pasos entorno al infinito. El mismo castigo, otro día, el mismo día pero más cerca de algo, de la nada, tal vez, de quién sabe qué  y hasta cuándo; de quien sabe anudar sogas y corbatas. Más cerca de ti, quizás, de los ojos que Sísifo dejó…

«Bruja por derecho de mujer» y otros poemas de Marta Rojas Porras

Bruja por derecho de mujer Eres una Bruja por el hecho de ser mujer,indómita, airada, alegre e inmortal.Robin Morgan La piel no olvida nada.Las cicatrices sangran.La mirada deshilacha el recuerdo.El corazón vuelve al dolor.La humillación de la violencia y la muerteno ha dejado de respirar. Mandatos encubiertosnos han dictado cómo comportarnos,qué sentir, cómo no ser,…

Norte sobre el vacío, un poema de Byron Ramírez

Él extiende el norte sobre el vacío, y cuelga la tierra sobre la nada.JOB 26:7 Aquí está Job, de nuevo, con los brazos abiertosesperando la lluvia ácida del mes de agosto.De llanto, han tejido tus añosuna segunda piel sobre su cuerpo: caparazón de hambre y barro. Aquí está Job—ni mar ni monstruo marino—tan solo un…

Hijas de Forcis

Un solo ojo. Un solo diente. Y sueños que soñar por turnos. Temor, Horror y Alarma relevan su vigilia compartida. La esfera ocular encaja en sus cuencas y arrastra a la consciencia a aquella que la porte. Calcio, fósforo y magnesio con forma de incisivo e incisivas palabras surgen de sus fauces deformadas por los…

Un rey fachoso

Iba el rey con su caballo a matar a su adversario. A quien mataba a diario de hambre, era a sus vasallos. Con zafiedad, sin desmayo, con impuestos y aranceles, para pagar sus corceles y sus ropajes más bellos. Abrumaba a todos ellos y también a sus mujeres. No era en la lucha el primero….

Declaración del caballero de los bosques

He visto las cosas mientras dentro de las fortalezas duermes entre finas telas, al cobijo del imperio, cuidada y descuidada. He sido el favorito de los gigantes, quien despreció el cetro de la rapiña. Sólo yo. Solo yo. Porque fui yo quien en el bosque convivió con los seres de la luz y hundió su…

Perdonadnos

Oh mis dioses, os pido perdón por estos perros sucios impíos. Les daré sangre de mi sangre, cortadme y llevadme a los hermosos parajes que os pertenecen. Dulce es la savia de sus cuerpos mis señores, me entrego a ustedes con mis humildes harapos roñosos. me sumerjo y me rindo ante sus semblantes, imponencias. Heme…

Diferentes, casi hermanos

Sobre el cerro Chalbaud nació Orinoco sus pasos despiertos sobre un cauce gigante, su piel amarilla, su sangre de fuego, reflejo de indios, guardián de secretos.   Nació Caroní sobre el Kukenan su piel oscura, los pies descalzos y fríos, amaba la jungla, la Gran Sabana, la lluvia.   Orinoco y Caroní se encontraron no…

Ulises y otros dos poemas de Mariano Moreno Casquete

ULISES Quisimos engañar a los dioses, como Ulises, y engañamos a los hombres, como Ulises. Entre cantos de sirena, evitando naufragar, con ciclópeos esfuerzos y tormentas en el mar, vamos perdiendo esta guerra. Pero el juego aún no ha acabado, y sólo Ulises sabe cómo se puede ganar. ESPEJO Va girando mi espejo vivo o…

Neoepigramas

Poemas ganadores del X Concurso Nacional de Poesía “Rubén Bonifaz Nuño”. 2019, México.

Tres poemas de Emily Dickinson sobre la divinidad

La poesía de Emily Dickinson sorprende, porque es sumamente particular en forma y contenido.  No teme jugar con el lenguaje, tampoco acceder a las dimensiones del espíritu para ahondar en lo divino. Compartimos con gusto un poco de su poesía original, mística y atemporal. The Soul that hath a Guest (674) The Soul that hath…

Dos poemas inéditos de Nathalie Cruz Mora.

Ícaro Ostentó en el omóplato severas soldaduras, danzó entre acantilados, hubo pasos de plomo sobre el agua. Demasiado ruido, gruñó el León, bufó el Tigre, ofreció sus garras como escudo, como dagas para herir o matar. Sus sentidos trastocaron el lamento, con sus piezas construyeron artefactos inútiles, afilaron las rocas que dieron fin a su…

Amado psicopompo, un poema de Maximiliano Nicolás Sacristán.

Amado psicopompo   Engranaje de Tánatos, subalterno del Hades aunque no me escuches déjame decirte: me enorgullece ser tu pasajero. Cada palada tuya me adormece otro poco, digno guía: el agua negra es tu alimento. Le hablo a tu nuca argentada: eres justo hasta el dolor hasta el hedor. Indolente nos abandonas en las puertas…

Soneto a la Imaginación

Lo afirmo, señor. Vi a un ser diminuto; un duende, o todavía más pequeño. Tal gnomo aparece entre sueño y sueño y siempre se me escabulle el muy astuto.

Recelo – Marcelo Sánchez

  ¿Quién osa acometer tal temeraria empresa, peligrando que acabe ésta como a Otro place?   Es Ulises. El ansia de saber le hace dejar atrás sus más grandes afectos. En compañía de unos pocos fieles, viejos como él, se lanza al mar abierto. Cruza el estrecho donde Hércules emplazó sus columnas. Tuerce al Sur….