Ulises

Quisimos engañar a los dioses, como Ulises, y engañamos a los hombres, como Ulises. Entre cantos de sirena, evitando naufragar, con ciclópeos esfuerzos y tormentas en el mar, vamos perdiendo esta guerra. Pero el juego aún no ha acabado, y sólo Ulises sabe cómo se puede ganar.   ESPEJO Va girando mi espejo vivo o…

Neoepigramas

Poemas ganadores del X Concurso Nacional de Poesía “Rubén Bonifaz Nuño”. 2019, México. *** Orfeo, no mires atrás. Estoy aquí. Orfeo, escucha mi voz. Estoy a- *** Gorgona, con serpientes por cabellos. Enemiga del hombre. No. El hombre es tu enemigo: cierra los ojos, perdónanos. *** Ícaro. No vamos tan lejos. Creo que es mejor…

Tres poemas de Emily Dickinson sobre la divinidad

La poesía de Emily Dickinson sorprende, porque es sumamente particular en forma y contenido.  No teme jugar con el lenguaje, tampoco acceder a las dimensiones del espíritu para ahondar en lo divino. Por eso les compartimos con gusto tres poemas que son muestra de su originalidad, talento y mística. The Soul that hath a Guest…

Selección de Poemas de Lubricán (libro inédito)

Lamia No te resistas más. Tú sabes que tu vida luciría preciosa en mi boca.   Medusa No es infundado este miedo: Espoleados por tu furor se vuelven sierpes mis cabellos. Tanto temes acabar fulminado que para mirarme a los ojos necesitas un espejo.   Exorcismo Si no me levanto y curo mis heridas es…

Mitología personal: Dos poemas inéditos de Nathalie Cruz Mora.

Ícaro Ostentó en el omóplato severas soldaduras, danzó entre acantilados, hubo pasos de plomo sobre el agua. Demasiado ruido, gruñó el León, bufó el Tigre, ofreció sus garras como escudo, como dagas para herir o matar. Sus sentidos trastocaron el lamento, con sus piezas construyeron artefactos inútiles, afilaron las rocas que dieron fin a su…

Amado psicopompo, un poema de Maximiliano Nicolás Sacristán.

Amado psicopompo   Engranaje de Tánatos, subalterno del Hades aunque no me escuches déjame decirte: me enorgullece ser tu pasajero. Cada palada tuya me adormece otro poco, digno guía: el agua negra es tu alimento. Le hablo a tu nuca argentada: eres justo hasta el dolor hasta el hedor. Indolente nos abandonas en las puertas…

Soneto a la Imaginación

Lo afirmo, señor. Vi a un ser diminuto; un duende, o todavía más pequeño. Tal gnomo aparece entre sueño y sueño y siempre se me escabulle el muy astuto.

Recelo – Marcelo Sánchez

  ¿Quién osa acometer tal temeraria empresa, peligrando que acabe ésta como a Otro place?   Es Ulises. El ansia de saber le hace dejar atrás sus más grandes afectos. En compañía de unos pocos fieles, viejos como él, se lanza al mar abierto. Cruza el estrecho donde Hércules emplazó sus columnas. Tuerce al Sur….

Mil Naves del siglo XXI

Decidme, ahora, musas, el nombre de esas naves, y de sus tripulantes, que surcan el Egeo y los mares cercanos.

Dos poemas sobre mitología de Yaritza N. Ramírez Peña.

La Respuesta de Edipo. ¿Cuál es la única criatura que al amanecer anda con cuatro patas, al mediodía anda a dos y al caer la tarde anda con tres? El león araña el aire en la garganta del infausto al caer en sus cuatro garras, La mujer con la corona de hojas sobre su cabeza…

La Conquista

Septiembre cinco en Salou, en Cambrils y en Tarragona, son ciento cincuenta naves las que componen la flota. Las naves ciento cincuenta y la consigna una sola: para gloria del Rey Jaime ¡la Conquista de Mallorca! De la nave capitana Jaime se yergue en la proa: su diestra empuña la espada, su rojo manto tremola,…

Mujer

Por Raúl Quintana Selleras     De Palas, Brunilda; De Hipólita, Boadicea; De Cenis, Juana; De Valor, mi amada.   Como Desdémona y Gelsomina A Carmen y a Manon ha desterrado, Y con la faz acogedora de María La dura cerviz de Isapí ha doblegado.   Si cual Taís o Margarita Respeto brinda a la…